EL ETERNO VIAJE DEL EMIGRANTE DIGITAL

junio 7th, 2011

“La emigrante digital”

Allá como en la última década del siglo pasado a mi mundo analógico empezaron a llegar voces de otro nuevo en el que había unas cosas que se llamaban ordenadores que decían que te facilitaban la vida. Los que ya lo conocían decían que era el futuro, así que poco a poco todos los que me rodeaban comenzaron a emigrar y yo, para no quedarme a la saga, también fui detrás.

“El eterno viaje del emigrante digital”.

Lo que no me imaginaba era que ese viaje duraría toda la vida, con sus atajos de teclado, recorridos por los menús y largos días de navegación, oyendo el canto de las sirenas en YouTube. Enfrentándome a ataques de troyanos e infecciones víricas y al fantasma de la desactualización.  Sumando a cada paso un nuevo cacharro y su correspondiente manual. Abandonado a mi paso un montón de aparatos obsoletos, cables, transformadores y programas para dejar espacio en mi zurrón.

“La diosa Arroba”

Ya sin soñar con un príncipe que me salve de un dragón si no con uno que sepa ponerme a punto el ordenador y me explique los misterios de los plugines.

“Arrobada”

Ese nuevo mundo tenía su propio idioma. Al principio aprendí palabras sencillas como disco duro, Word o disquete pero otras me costaba pillarlas como  bit o memoria RAM. Desde entonces no he parado de esforzarme en descifrar qué quieren decir montones de palabros. Constantemente aparecen nuevos y nunca he conseguido quitarme la sensación de que por más que aprenda siempre hablo en Tarzán. Demasiados códigos, binarios, abiertos o fuentes.

“Siglo XXI. Amor y Revolución”

Ahora conceptos como alojarse, nube, tener muchos amigos, ratón, abrir una ventana, o ser híbrido tienen un nuevo significado.

También se ha cambiado la forma en la que se hacen las revoluciones, se busca el amor o alguna de sus variantes.

“Apantallada”
Pero no tengo nostalgia, soy como esos emigrantes que a veces reniegan de su tierra de acogida pero de la que no se piensan marchar. Ya han construido sus casas, con su música, sus espacios recreativos y sus fotos. Tienen sus trabajos, sus amigos, sus rutinas y sienten que su vida es más cómoda. De hecho, aunque a veces me sienta completamente arrobada y apantallada y que se me han pixelado los ojos, sentiría como si me hubiesen apuntado una parte de mi cuerpo si tuviera que renunciar a mi ordenador, mi teléfono móvil o internet.
También está este pequeño rincón del ciber universo que me permite tener mi propia voz para seguir ejerciendo el terrorismo estético contra los estereotipos y convenciones. Espero sus visitas. Hasta el próximo post. Click.
Article Global Facebook Twitter Myspace Friendfeed Technorati del.icio.us Digg Google StumbleUpon Eli Pets

Tags: , , , , ,

3 Responses to “EL ETERNO VIAJE DEL EMIGRANTE DIGITAL”

  1. Alberto dice:

    La variedad de tus temas es apasionante. Don’t give up. Besos. Alberto.

  2. Nikita Nipone dice:

    ¡Jua,jua,jua! Me he reído mucho con este post. Cien por ciento identificada. Me encantan tus arrobas. Mucha mierda y sigue así.

  3. Felipe dice:

    Ciber emigrantes somos y en las redes nos encontraremos,¡amén!

Leave a Reply