Posts Tagged ‘comunidad’

CONCURSANTE BLOGUERA

Viernes, Enero 13th, 2012


“Captando las ondas de la blogosfera”

 Este blog nació de la necesidad de expresarme, en concreto de una manera artística. No todo el mundo tiene las mismas necesidades, o las canaliza de distinta manera, así que he de suponer que la responsable es mi propia naturaleza empecinada y caprichosa.

Mi padre decía que para triunfar sólo se necesitaba demostrar que se tenía talento: era algo tan escaso que cuando se poseía era fácil destacar y que te pretendieran. Ahora que estoy concursando con otros 6.000 blogueros no lo veo claro, ni que el talento sea suficiente ni que sea tan raro.

 ” El trofeo”

Hace unos años tuve uno de esos trabajos tontos que sólo se pueden sobrellevar gracias a internet y empecé a seguir el concurso de blogs del periódico 20Minutos. Desde entonces quise tener uno y un día encontré la fórmula. Nunca las asociaciones me han salido bien así que para asegurarme decidí asumír todos los roles, incluso los que como buena emigrante digital soy patosa.

Tenía la idea, la ventana, a mi para hacer de fotógrafa, modelo, maquilladora, estilista, y eléctrica, hacer los retoques digitales, escribir los textos, gestionar el blog y las redes sociales.

Y así, por esas contradicciones de la vida, una persona tímida había conseguido tener un blog muy personal y más bien exhibicionista,  y ahora debía encontrar las palabras para defenderlo. Definir, si eso pretendía ser arte, cual era su marco teórico.

Al principio imaginaba que el feedback que obtendría de la gente me ayudarían a dar con ellas pero en general si se producía el diálogo se reducía a si tenía éxito, así que terminé por asumir que esa tarea también me tocaría a mi sola (y la de gestionar mi desconcierto). Por otra parte cada vez más gente me tomaba en serio y me daba su apoyo,  así como descubría que a algunos que no me esperaba le gustaba mi trabajo, estímulos que me llenan de fuerza.

 “Defendiendo el Trece”

Según las bases del concurso hay 20 categorías y los participantes nos tenemos que votar entre nosotros, cosa que es una responsabilidad, y esto provoca un gran trasiego en la blogosfera. Te sorprendes de la cantidad de temas que se pueden tocar, lo interesante de algunos, lo currado de muchos, los que ayudan a generar una entrada de trabajo, los que sientes que podrían tener afinidad contigo, los que parecen el panel de un formula uno, los cotidianos, los recolectores, los ¡uff, qué pereza!…

En seguida te das cuenta de que sólo verás un máximo del 10% de los blogs participantes y ahí surge la cuestión de cómo conseguir estar en el 10% de los que verán los otros. En mi caso, remangarme la camisa, acudir a los foros y presentarme a otros blogueros.

He tenido que definir tantas veces mi trabajo, explicar lo que tiene de diferente, defenderme de alguna insinuación y opinar sobre cualquier tema, sin olvidarme de dejar mi tarjeta de visita, que al final ha sido un gran entrenamiento para conseguir articular el famoso marco teórico que tanto me atormentaba. Muchos de los adjetivos que utilizo ahora los he cogido de los comentarios que me han ido dejando otros blogueros. De todos el que más me ha llegado es el de valiente.

 “¿Qué pasa? Soy Trece”

Desde el principio tuve suerte y di con gente receptiva, que fueron más que un apoyo. Entre ellos un veterano que nos iba informando a los novatos de todos los intríngulis del concurso.

Desde que comenzaron las votaciones estoy bien situada en el ranking. Es probable que termine entre los cuatro finalistas de mi categoría. Los que están por encima mío ya me sacan un montón de votos. Son blogs grandes, veteranos, premiados y con una gran ciber comunidad ya hecha. Con estos antecedentes mi ego no saldrá damnificado y pienso seguir hasta el último momento dando guerra.

Después me internaré en una clínica de desintoxicación bloguera.

¡Suerte!

 “Ciber friki”
Post data: Al final y por sopresa terminé 3ª de mi categoría. Como diría mi amigo Ricard, hice podium. El blog que iba primero cayó por haber hecho spam. Otra cosa importante para concursar es respetar las bases, hay muchos ojos vigilando y aunque te emborrache el deseo de ganar, te pueden hacer caer.