Posts Tagged ‘teatro’

LA FAMILIA DE TIO PACO / MAKING OFF

Martes, Noviembre 15th, 2016

tio-paco-se-ha-hecho-trans2_tola-castillo

“Tío Paco se ha hecho trans II”

El día que llegué a casa de Asier Tartás  para conocer sus máscaras, hacía tiempo que le daba vueltas a una idea para una foto, así que cuando tuve la de tío Paco entre mis manos lo vi: sería ella la que me ayudaría a contar la historia de un personaje ya entrado en años que un día se pone el mundo por montera y se decide a ser lo que siempre había soñado.

Mientras seguía perfilándolo en mi imaginación, fui de viaje a Cádiz. No sé si fue culpa de un tinto de verano en la Caleta, el cazón, un concierto en el puerto, el cruzarme con un par de chirigotas, el vestido rojo que me compré para pasear al atardecer o porque sus playas guardan los mejores recuerdos de mi infancia, se fue aflamencando.

las-gemelas_tola-castillo

“Las gemelas”

Para que tío Paco fuese tío necesitaba unas sobrinas, así que el día que volví a casa de Asier también le pedí prestada una máscara de rostro neutro y equilibrado, sin ninguna expresión en particular ni representar ninguna individualidad, como las que utilizaba el maestro Jacques Lecoq como elemento básico de su método de formación de actores en el lenguaje del gesto.

Jaques Lecoq decía que “La máscara no es sólo un objeto, es la disposición a expulsar la personalidad fuera del cuerpo y permitir que un espíritu tome posesión de ella.”

Después de visto el resultado con las gemelas me pregunto si los espíritus que me poseyeron fueron los de un par de marcianas.

Con las fotos ya hechas, Asier me explicó que la máscara neutra que había elegido era la masculina, así que, sin pretenderlo, las gemelas también me salieron transgénero.
mascaras-de-teatro_asier-tartas

Máscaras de Asier Tartás

Antes de irme de casa de Asier, me enseñó otras dos máscaras expresivas y me dijo que también me las llevara. Abrí mucho los ojos e inhalé profundamente.

-¿Sabes que me metes en un lío?

-Es que quiero ver que te sale- y me explicó cómo debía incorporar a las medias máscaras el movimiento de la mandíbula.

gorrion-bailarin_tola-castillo

“Gorrión”

 Mientras ensayaba con la de Gorrión aprovechaba para hacerle videos de “motruos” para mi sobrinita de tres años y esa máscara que cuyo destino natural hubiese sido representar algún capricho de Goya, se fue llenando de colores e impregnándose de la inocencia de un niño. Si al final a tío Paco le había crecido la familia, Gorrión sería ese personaje que hay en todas un poco loquito y a medio cocer.

tio-paco-y-el-nino-de-tarifa_tola-castillo

Con la cuarta máscara no se me ocurría nada, hasta que recordé las palabras de Asier:

-Deja que sea ella la que te hable.

Así lo hice y me dijo:

-Tío Paco te ha salido muy flamenco y necesita un guitarrista, en concreto al Niño de Tarifa, un servidor, el padre de Gorrión.

la-familia-tio-paco_tola-castillo

A pesar de que todas las máscaras fuesen de diferentes familias había conseguido que fueran una y ahora me quedaba reunirla. El cuerpo me pedía salir al aire libre, colores de otoño y luz natural, mi economía, que pudiera llegar en metro yo sola cargada con todos mis bártulos. Encontré ese lugar perfecto en el patio trasero de la Factoría de Papel, en el corazón de Lavapiés.

Manolo y Cristina hicieron por mi justo lo que necesitaba para estar relajada y no perder la concentración: no hacerme caso. Dejarme ir y venir, algunas veces de tío Paco, otras de gemela o el niño de Tarifa, sin levantar la mirada de sus respectivas ocupaciones. En el caso de Gorrión fue diferente: Cristina no pudo evitar que se le escapara una sonrisilla 🙂

Nadie se puede imaginar la ilusión que me hizo ver finalmente la foto de tío Paco, orgulloso y flamenco, con toda su familia de frikis apoyando.

gorrion_tola-castillo

El día que le pedí a Manolo el patio me enseñó un tronco y me contó que lo había puesto en ese rincón Chema Madoz y apareció un brillo en mis ojos.

Vestida de Gorrión de pronto el personaje se me escapó, no pude detenerlo y se portó fatal:

Es lo que tienen los loquitos de la familia: siempre se toman licencias y profanan a los maestros sin pudor.

FIN